Dirigido por Jose Antonio Marina

Una iniciativa de

Acerca del proyecto

En diciembre de 2010, la  Fundación Repsol y la Fundación UP firmaron un convenio para colaborar en un proyecto denominado Educación de la creatividad técnica, dirigido a despertar en los jóvenes el interés por la ciencia y la tecnología.

El primer paso fue la elaboración de un Libro Blanco sobre “Cómo construir una cultura del emprendimiento, la innovación y la excelencia

Descargar

Un cambio de cultura supone la movilización de muchas personas, la claridad en los objetivos y la eficacia en los métodos. Energía Creadora quiere acometer esa tarea.

En un mundo en que el talento –es decir, la capacidad de innovar, crear, inventar, descubrir, emprender- es la gran riqueza de las naciones, resulta imprescindible saber cómo generar talento. Todos los estudios confirman que el talento no está al principio, sino al final de la educación. El fin de la educación es, precisamente, generara talento individual y social. Esto la convierte en la gran impulsora del progreso, en la gran fuente de energía, de riqueza y de bienestar. Pero ¿cómo debe ser la educación para alcanzar esa meta?

Esta es la pregunta que nuestra revista on-line quiere responder. Para ello, hemos diseñado una metodología sencilla pero eficaz. En este momento hay una nube creadora en plena ebullición. Sorprendente, brillante, divertida, emocionante. Nunca ha habido tanta gente de talento trabajando al mismo tiempo. Queremos descubrir su secreto. Saber por qué unas personas tienen mejores ideas que otras, unos equipos son mas eficientes, unas organizaciones aprenden con más rapidez, unas sociedades fomentan más la creatividad.

Para aprovechar esa masa ingente de conocimientos hemos creado un observatorio del Talento.

Nuestro objetivo es estudiar casos, iniciativas, personajes, para identificar procesos creadores que están en el origen de toda innovación. En especial, de la innovación científica, matemática y tecnológica, imprescindible para progresar en una sociedad del conocimiento. Pero nuestro objetivo no es sólo conocer, sino aplicar. A partir de esos conocimientos, queremos elaborar guías didácticas, para que, a su vez, la escuela eduque a los próximos creadores de la nube, y se convierta en la gran productora de talento. Cerramos así un círculo prodigioso:

Círculo creatividad

El equipo de EC es ambicioso. Queremos convertirnos en el lugar de referencia de todos los interesados en este apasionante tema. Estamos seguros de que nuestros resultados interesarán al mundo de la empresa, de la ciencia, de la tecnología y de la educación. Nos gustaría contagiar el entusiasmo que nos produce observar la capacidad creadora de la inteligencia humana, descubrir los yacimientos de energía creadora que nos permitirán progresar.

También somos optimistas. Por eso nos gusta contarnos la historia de una niña a la que su mamá pregunta: “María ¿qué estás dibujando?” “Estoy dibujando a Dios”. “¡Pero si nadie sabe cómo es Dios!””Pues dentro de un minuto lo van a saber”. Tenemos la convicción de que muy pronto van a saber los secretos de la innovación. Esta pretende ser nuestra contribución a la salida de la crisis.